En los últimos tiempos se habla mucho de los valores organizacionales. Estos definen la filosofía, cultura, o identidad colectiva de una empresa. Pero es que además, sirven de guía para la toma de decisiones importantes en momentos complejos.

Escuelas de negocio, especialistas en comunicación y gurús en cultura organizacional le dedican mucho tiempo a este concepto. Aunque los valores organizacionales son intangibles, también son omnipresentes. Y pueden ayudar a una empresa a dar el salto definitivo al éxito, ayudar a salir de una crisis o convertirse en un referente del sector.

¿QUÉ SON LOS VALORES ORGANIZACIONALES?

Los valores organizacionales son los principios que contienen los objetivos éticos y morales de una organización o empresa. Estos principios determinan la manera en que un negocio desarrolla sus operaciones, tanto internas como externas.

¿Cómo se definen los valores organizacionales de una empresa?

A la hora de aterrizar los valores organizacionales de una empresa es fundamental visualizar los principios que llevarán a dicha organización al éxito. También debemos tener en cuenta las características de la cultura organizacional que definirán nuestra empresa, pues una es consecuencia de la otra.

En un “orden ideal” de las cosas, los valores organizacionales deberían surgir al mismo tiempo que comienza el emprendimiento empresarial. Sin embargo, la mayoría de las empresas centran sus primeros años de vida en aspectos puramente económicos.

Según Itandehui Santiago Monrroy, directora de PR de Serna Group y experta en comunicación empresarial: “La comunicación interna permite que los colaboradores conozcan de primera mano los objetivos de las empresas para las que colaboran y así, alinearse para alcanzar en conjunto las metas. Estar conscientes de lo que se busca y cómo lograrlo, facilita el camino y genera mayor empatía con los equipos.

Además, Santiago Monrroy asegura: “los mejores embajadores de una firma son sus propios colaboradores. Hoy más que nunca, la gente hace la diferencia para destacar en un mundo muy competitivo”.

Trabaja con expertos, inspira a tu equipo y destaca en un mundo competitivo

¿Por qué son importantes los valores organizacionales?

Para la mayoría de especialistas y teóricos del tema, los valores organizacionales son importantes porque definen a una compañía. Además, establecen la pauta de trabajo y convivencia entre los colaboradores y shareholder, así como con los clientes. 

El profesor del I.E.S.E. Antonio Argandoña, prestigioso economista internacional e investigador de RSC (responsabilidad social corporativa), está convencido de la importancia de trabajar estos valores de las empresas y las personas

En un artículo de noviembre de 2021 saca dos interesantes conclusiones:

-Cuando los valores de las personas coinciden con los de las empresas en que trabajan: se encontrarán más cómodos, más motivados, existirán menos conflictos y todo funcionará mejor. 

-Los valores de las personas no son fijos y pueden cambiar. Las empresas son un buen lugar para formar los valores de las personas. Los individuos pueden mejorar de la mano de las organizaciones y viceversa.    

VALORES ORGANIZACIONALES IMPORTANTES EN LAS EMPRESAS

Los valores de la organización también pueden ser una garantía del éxito empresarial, mejorando los resultados de los equipos y de las organizaciones. Se benefician tanto los trabajadores como los clientes finales. 

Diferentes valores organizacionales:  

Transparencia

En una sociedad en la que este valor es cada vez menos común podemos integrar la transparencia hacia nuestros equipos y clientes. La transparencia siempre deriva en confianza y la confianza es la base de toda relación humana y comercial próspera. 

Puntualidad

El tiempo de todos es oro. Diferentes estudios afirman que la mejora de la puntualidad en todos los ámbitos de una empresa mejora no solo los resultados sino la felicidad de los miembros del equipo.

La puntualidad no es solo la hora de entrada y salida, se aplica también en: juntas con los clientes, pitches comerciales, pago de nóminas, envíos y entregas a tiempo a clientes actuales. Con puntualidad el ambiente laboral mejora, siempre. 

Excelencia

La excelencia es la calidad llevada a su punto máximo. Tanto en el servicio al cliente como en los equipos internos se  valora mucho cuándo entregamos excelencia y se premia con fidelidad. Además, la exigencia de uno suele elevar el nivel de los demás.  

Responsabilidad

La responsabilidad tiene dos vertientes: social y ecológica. Al ser cuidadoso en esos dos aspectos trascendemos a más que una forma de hacer dinero. La sociedad en su conjunto, y especialmente las generaciones más jóvenes, busca trabajar, consumir y rodearse de equipos y empresas responsables. 

Emocionalidad y pasión

La emocionalidad nos diferencia de las máquinas y nos hace ver y sentir humanos, queridos y respetados. Estos dos aspectos están estrechamente muy ligados. Trabajar con pasión es contagioso para los equipos, admirables por los clientes y colaboradores. 

Lealtad 

La lealtad es un valor de doble vía. Si somos leales a nuestros colaboradores, proveedores y clientes estos lo devolverán cuando más lo necesitemos. En 2020 y 2021 ha habido muchos casos de empresas que sobrevivieron y obtuvieron grandes resultados gracias a la lealtad de sus equipos. 

Trabajo en equipo

Las empresas son grupos de personas que juntan sus talentos para dar servicios a los clientes potenciales. Cuando el trabajo se hace en equipo, sacando y  potenciando lo mejor de cada colaborador el trabajo resulta excelente. 

Además, cada miembro del equipo se sentirá valorado e indispensable en el resultado final.  El trabajo en equipo garantiza un clima organizacional óptimo y saludable para todos. 

Los valores organizacionales son un pilar de las empresas. Pueden ayudarte a sortear crisis, adaptarse a nuevos mercados, destacarse de la competencia y aumentar la felicidad misma de los equipos.

En Serna Group somos especialistas en comunicación interna y podemos ayudarte a mejorar, implementar o incluso encontrar tus valores organizacionales. Contáctanos y hablemos de tu caso.